Tres generaciones de maestros dulceros en Casar de Cáceres

Teodoro Pérez y Hermanos es una dulcería artesana que concentra los conocimientos y el saber hacer de tres generaciones de maestros obradores en Casar de Cáceres. El horno de leña donde hacen sus dulces se encuentra en la carretera de Arroyo a la entrada de Casar de Cáceres. Los dulces artesanos son una excelente opción frente a las producciones industriales en Navidad. En Teodoro Pérez y Hermanos trabajan trece profesionales de la dulcería artesana, que elaboran unos 100.000 kilos de dulces anuales. Las roscas de alfajor –un dulce de raíces árabes y propio de Casar de Cáceres– son su especialidad, así como las roscas de yema o las perrunillas rellenas. Todos los ingredientes que emplean, harina, mantequilla, huevos frescos, azúcar, miel y almendras son de la máxima calidad.

A Teodoro Pérez, al frente de la empresa, le gustaría que continuara la saga familiar una generación más al frente de esta conocida dulcería extremeña.